imagen sección

Pensamientos obsesivos e intrusivos

Todas las personas tenemos preocupaciones de distintos tipos , pues son reacciones automáticas, que nos generan inquietud y nerviosismo  pues son activadas y promovidas para resolver o solucionar algo.  

Por lo tanto es un proceso normal las preocupaciones facilitan la resolución de problemas.

Pero si de forma crónica y frecuente, las preocupaciones  nos paralizan sin poder avanzar en darles una solución , éstas  se convierten en obsesivas, provocando un intenso malestar y sufrimiento, tienden a sentirse obligados a pensar en ello una y otra vez.

 

Una vez que un pensamiento intrusivo se afianza, comienza a convertirse en una fuente de angustia, se convierte en obsesión. 

La persona que lo sufre se involucra en acciones repetitivas o actos mentales, (compulsiones) para liberar la ansiedad que le producen las obsesiones o pensamientos intrusivos , repetitivos, impulsivos y angustiantes. 

Las  personas suelen tener numerosas conductas de evitación y/o escape de estímulos y situaciones que activan el malestar y las obsesiones. Sobre los temas o contenido de las conductas de evitación  u obsesiones es bastante diverso. Podemos citar, de contaminación, de seguridad, de daño, de relaciones o de pareja, de orden, de simetría, moral, religión, erótica, acumulación etc. 

 

¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo?

 

Es un trastorno de ansiedad en la que convergen principalmente dos categorías principales de síntomas; obsesiones y compulsiones.

Las obsesiones son: 

  • Pensamientos, impulsos, imágenes, sensaciones persistentes intrusivas e inapropiadas 
  • Causan gran malestar y angustia
  • No son fáciles de percibir pues no tienen un contenido preciso
  • La persona intenta evitarlas, suprimirlas o neutralizarlas mediante pensamientos o actos.

Las compulsiones son : 

  • Comportamientos o actos mentales de carácter repetitivo que la persona realizar en respuesta a la obsesión.
  • Al realizar las compulsiones la persona previene algún suceso negativo o reduce el malestar que le provocan las obsesiones. 
  • Pueden ser observables o encubiertas 

Tratamiento 

 

La terapia cognitivo-conductual ha demostrado su eficacia en relación al trastorno obsesivo compulsivo.  La intervención en  exposición en vivo con prevención y respuesta (EPR) es el tratamiento de mayor efectividad y que se logra un mayor éxito terapéutico a largo plazo.

 

Mediante ésta técnica  pretendemos  reducir el malestar asociado a los pensamientos obsesivos y la frecuencia de aparición de las obsesiones y las compulsiones. La técnica consiste en realizar una exposición gradual a las situaciones, pensamientos o imágenes temidas (obsesiones) del cliente, mientras que, al mismo tiempo, se le impide que lleve a cabo las compulsiones o conductas que neutralicen el pensamiento obsesivo.

 

Mediante la prevención de respuesta conseguimos que el cliente no realice las compulsiones o rituales, así la ansiedad se reduce considerablemente. Otro de los objetivos clave es que el cliente  incorpore actividades de la vida diaria que desea realizar y que por el TOC no ha podido hacerlas como ocio, estudios, obligaciones, responsabilidades, etc. 
 

Si crees que tienes estos síntomas, no dudes en contactar es una de nuestras especializaciones. En Psicoplenus, le  ayudaré a conseguir calmar su mente y lograr el bienestar,  nuestro tratamiento es eficaz e integral. Abarco el problema desde dos vertientes, integro en el tratamiento las técnicas que han demostrado efectividad en esta problemática para paliar los síntomas actuales,  junto con un análisis  exhaustivo  y tratamiento de aquellos factores que pudieron ser la causa y  el origen del problema. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y gestión de tráfico.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.